ECUADOR

Diarrea Viral Bovina

La diarrea viral bovina (BVDV) es una infección que se produce en el ganado bovino causado por un pestivirus que se presenta en varios síntomas como la fiebre, anorexia, infertilidad y hasta la provocación del aborto.

Expand All
  • El virus de la diarrea viral bovina (BVDV) es un pestivirus que pertenece a la familia de las Flaviviridae y esta relaciona a los virus de la peste porcina clásica y la enfermedad ovina de la frontera. Existen dos clases de BVDV (Tipo 1 y Tipo 2) las cuales tienen subdivisiones que pueden ser reconocidas mediante exámenes genéticos.
    Ambos genotipos pueden presentarse en forma no citopatogénicas y citopatogénicas (biotipos), divididas en función a que si producen o no cambios visibles en los cultivos celulares. El biotipo no citopatogénico es el que más circula en las poblaciones de ganado. Generalmente este tipo de biotipo es del Tipo 2 y han sido asociados con brotes de infección aguda severa y el síndrome hemorrágico. En tanto el Tipo 1 ha sido asociado con brotes de enfermedades muy graves y fatales en ganado adulto.

  • El BVDV se presenta frecuentemente en forma subclínica, pero al mostrarse de manera clínica lo hace mediante:

    • Fiebre
    • Depresión
    • Salivación (como consecuencia de las úlceras)
    • Anorexia
    • Mucosidad, tos y polipnea
    • Diarreas profundas (como consecuencia de úlceras en el estómago e intestino)
    • Necrobacilosis o micosis
    • Cojera
    • Infecciones a la piel y tejidos subyacentes de la pezuña
    • Aborto en hembras gestantes.
  • Los diagnostico se realizan gracias a una prueba de inmunofluorescencia a partir de exudado nasal, sangre, heces y mucosa recolectada durante la necropsia. Otra prueba que se puede usar en la identificación de la enfermedad es la seroneutralización.

  • No existe un tratamiento específico para la enfermedad, pero se pueden disminuir las pérdidas y duración del tiempo de convalecencia del animal mediante una terapia de sostén a base de astringentes digestivos y soluciones parentales de electrolitos.

    • Vacunar a los terneros entre los 6 y 10 meses de edad y vacas no gestantes.
    • Desinfectar los locales donde se encuentran los animales para evitar y eliminar vectores contaminantes.
    • Lotificar a los animales por edades.
    • Vacunar a hembras en periodo abierto y a las vaquillas que van por primera vez a servicio para evitar el nacimiento de terneros persistentemente infectados (IP).
  • Las pérdidas economías producidas por el BVDV muchas veces son subestimadas debido a que no se puede diagnosticar la enfermedad con exactitud. Las principales reacciones negativas en la  economía se ven reflejadas en los animales infectados ya que no pueden incrementar su peso, se vuelve sensibles a las enfermedades, disminuye la fertilidad y provocan mayores muertes fetales y embrionarias.