ECUADOR

Actinubacillus pleuropneumoniae

El Actinubacillus pleuropneumoniae es causante de la pleuroneumonía, la cual genera el retraso del crecimiento e incremento de la edad al sacrificio. El tratamiento de la enfermedad y los decomisos en canales en el matadero contribuyen negativamente en la economía, haciendo que esta sea esencial en la crianza de cerdos.

Expand All
  • El Actinubacillus pleuropneumoniae (APP) dispone de fimbrias, cápsulas y toxinas secretoras las cuales han sido dividas en 15 serotipos, 12 de las cuales tienen diferentes virulencias. El biotipo I corresponde desde el serotipo 1 al 12 y el 15, mientras que el biotipo II enmarcan los serotipos 13 y 14. No todos los serotipos son igualmente virulentos (1, 5 y 7 más que los 2, 4 y 10); mientras que los serotipos 3, 6 y 8 son de virulencia variable por lo que influirá el estado inmunitario de los cerdos, las condiciones de granja y el medioambiente para su accionar.

    Las toxinas más frecuentes que son producidas por el APP son:

    1. Apx I con carácter haemolítico y citotóxico típico de lo serotipos 1, 5ª, ab, 9, 10 y 11.
    2. Apx II con carácter haemolítico y levemente citotóxico típico de todos los serotipos, excepto el 10.
    3. Apx III con carácter altamente citotóxico y no haemolítico típico de los serotipos 2, 3, 4, 6 7 8.

    La bacteria puede sobrevivir hasta 5 días a 18°C en descargas nasales muco-purulentas, 30 días en agua limpia a 4°C, 7 días en lesiones pulmonares y entre 4 a 6 meses en tonsilas.

  • En casos sobreagudos.
    Síntomas clínicos:
    Mortalidad elevada.
    Fiebre.
    Anorexia.
    Depresión intensa.
    Disnea muy evidente.
    Posible secreción nasal o cianosis de las extremidades.

    • Lesiones macroscópicas:
      - Exudado hemorrágico en las vías aéreas.
      - Congestión pulmonar.
      - Tejido pulmonar hemorrágico y friable.
      - Fluido hemorrágico.

    En casos agudos

    • Síntomas clínicos:
      - Fiebre.
      - Disnea.
      - Tos.
      - Anorexia.
      - Letargo.
      - Pérdida rápida de la condición física.
    • Lesiones macroscópicas:
      - Necrosis hemorrágica focal en el lóbulo diafragmático.
      - Pleuritis fibrinosa o fibrosa.

    En casos crónicos

    • Síntomas clínicos:
      -Tos.
      -Tasa de crecimiento variable con casos agudos y peragudos ocasionalmente.
    • Lesiones macroscópicas:
      -Generalmente en un hallazgo en el matadero.
      -Elevada prevalencia de pleuritis parcialmente resuelta, lesiones fibróticas en los lóbulos diafragmáticos.

     

  • Los diagnósticos del APP se basan en los signos clínicos y la imagen post mortem, junto con el cultivo del microorganismo a partir de lesiones pulmonares.

    • Se requiere un perfil bioquímico para diferenciar las cepas del APP aisladas de otras especies comensales estrechamente relacionadas.
    • Se debe de aislar el APP en las muestras tomadas con hisopos a partir de las tonsilas de los animales de la granja: el resultado de esta prueba no constituye el diagnóstico definitivo de la enfermedad porque puede haber cepas de A. pleuropneumoniae no virulentas en el tracto respiratorio superior.
    • Caracterización de la serovariedad de los microorganismos aislados lo que permitirá posiblemente, aunque no con total fiabilidad, predecir la virulencia del agente causal.
    • Identificación mediante PCR el cual detecta los genes que contienen el código de las toxinas o los genes que codifican los determinantes de cada serovariedad.
    • Serología (ELISA) a nivel de granja para identificar anticuerpos específicos contra A. pleuropneumoniae la cual es usada pero es difícil de interpretar. Estos análisis detectan anticuerpos contra serovariedades específicas (se basan en antígenos capsulares) o detectan anticuerpos contra la toxina Apx IV, por ejemplo (común a todos las variedades de A. pleuropneumoniae). Sin embargo, la presencia de anticuerpos contra el APP no predice el potencial de virulencia.
  • Para prevenir el APP se debe evitar el ingreso a la granja de reproductores negativos de la enfermedad, tomar medidas de cuarentena al menos 9 semanas, aislar en tres fases (reducen la gravedad pero no previene la infección) a los animales, seguir normas medioambientales (evita el estrés ambiental), administrar antibióticos en el pienso o agua de bebida en sistema todo dentro -todo fuera durante 5 a 10 días continuados, suministrar medicaciones pulsátiles en agua o en pienso con antibióticos en programa 5-3-5 y vacunar entre la 4, 6 y 12 semana de vida dependiendo de la dinámica de la enfermedad.

    Para curar el APP se pueden usar antibióticos como la doxiciclina, oxitetraciclina, penicilina, ampicilina, amoxicilina, trimetoprim + sulfamida, iamutina, valnemulina, lincomicina, tilmicosina, tulatromicina, tildipirocina, entre otros. Es preferible administrar los antibióticos con agua ya que con el se pueden perder algunas cualidades de los medicamentos debido a que la enfermedad se caracteriza por avanzar rápidamente (antes del mediodía).

  • Para evitar que la granja este libre del APP es recomendable controlar el estado de estas de nuevo suministro, así como aislar sistemáticamente a los reproductores nuevos que llevan al lugar.
    Si la granja presenta una infección activa del APP, se recomienda aplicar un flujo de cerdos con el sistema todo dentro-todo fuera (TDTF), el cual debe incluir una fase de medicación en el momento del paso al nuevo alojamiento. Si no se puede aplicar el sistema TDTF, el control se basa en programas estratégicamente diseñados de medicaciones incorporadas en el alimento o en todo caso en un programa de vacunación (vacunas comerciales o autógenas), la mejora de la ventilación, la reducción de la densidad de población, y una limpieza y desinfección estrictas.